Tratamientos odontológicos en Zaragoza

Servicios y tratamientos

En Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo ofrecemos los siguientes servicios y tratamientos odontológicos:

Cirugía bucal

Cuando no es posible reconstruir o rehabilitar una pieza dentaria, debe ser extraída para que no se convierta en un foco de infección crónica. A veces, resulta necesario practicar una extracción de una pieza sana. Por ejemplo, por indicación ortodóncica, periodóncica o porque se encuentra retenida y su persistencia pone en riesgo otras piezas.

En nuestra clínica realizamos toda clase de extracciones dentarias. La extracción de los terceros molares (muelas del juicio) tanto erupcionados como retenidos merece una atención especial. Nos hemos especializado en esta clase de intervenciones. La rigurosa aplicación de un minucioso protocolo quirúrgico, nos permite abordar este acto operatorio con total seguridad, lo que garantiza el máximo confort durante los días siguientes.

Otras intervenciones quirúrgicas que se realizan en nuestra clínica son:

  • Apicectomías (corte parcial de la raíz de piezas dentarias que no acaban de reducir sus infecciones).

  • Odontosecciones (corte parcial de una pieza multirradicular cuando algunas de las raíces están sanas y otras no).

  • Cirugías periodontales (acceso mediante colgajo gingival a las zonas más profundas de las bolsas gingivales).

  • Toma de biopsias (extirpación parcial o total de un tejido que presenta una lesión anatomopatológica para su análisis en el laboratorio).

  • Extirpación de quistes tanto en tejidos duros como blandos.

  • Ostectomías (reducción de la cresta ósea con finalidad operatoria o protésica).

  • Regularización de rebordes óseos (alisamiento de la cresta alveolar de los maxilares para obtener una superficie apta para apoyar una prótesis).
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo Muela del juicio superior izquierda retenida
Muela del juicio superior izquierda retenida
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo muela del juicio superior derecha retenida
Muela del juicio superior derecha retenida

Endodoncia

El Doctor Guillermo Bugallo Baldonado es miembro titular de la Asociación Española de Endodoncia.

Las piezas dentarias albergan en su interior un tejido rico en vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas denominado pulpa dental. Es la encargada de formar dentina (el tejido duro principal del diente) durante toda la vida. Cuando es invadida por microorganismos patógenos, se produce un daño irreversible que acaba con la destrucción de la pulpa. En algunas ocasiones, este proceso ocurre con un cuadro doloroso intenso, poco sensible a los analgésicos tradicionales. Otras veces, el avance de la infección transcurre sin dolor y sólo es detectado por cambios en la coloración de los dientes o en la fractura de los tejidos duros socavados en el curso de la enfermedad.
Las piezas así afectadas pueden ser rehabilitadas si el grado de destrucción lo permite. Para ello, es necesario eliminar la infección en su totalidad. Es el objetivo primordial de la endodoncia, que se encarga del tratamiento del sistema de conductos dentarios en los que se aloja la pulpa.

El tratamiento endodóntico consiste en la extirpación de la pulpa infectada, la preparación mecánica de las paredes internas y el posterior sellado del sistema de canales. Las técnicas para efectuar estos procedimientos han experimentado un cambio notable en los últimos años. En nuestras clínicas hemos incorporado el instrumental más moderno para conseguir el mejor resultado posible.
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo imagen preoperatoria
Imagen preoperatoria
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo imagen postoperatoria
Imagen postoperatoria

Odontología estética

Existen circunstancias en las que la coloración de los dientes naturales ha sufrido una alteración. En muchas ocasiones, estas variaciones involucran cambios que modifican sensiblemente la estética de la sonrisa. Ésta puede recuperarse en poco tiempo mediante alguno de los procedimientos siguientes:

1.- Blanqueamientos dentales: se recurre a este procedimiento cuando las variaciones de color son reversibles. Se emplean sustancias que devuelven a los dientes su matiz original. Puede requerirse una o varias sesiones según la necesidad de cada caso. El blanqueamiento puede realizarse con diferentes técnicas: 

  • Activación química, tanto en la clínica como en el domicilio del paciente.
  • Activación mediante luz visible, empleando sustancias activadas por luz halógena.
  • Activación mediante láser, empleando sustancias activadas por haces lumínicos coherentes.

En nuestras clínicas contamos con la maquinaria para realizar cualquiera de las tres modalidades. En algunos casos particularmente rebeldes, pueden combinarse dos de estos procedimientos.

2.- Microabrasión dentaria: si el cambio de color es irreversible y se produce en algunas zonas circunscriptas de una o varias piezas dentarias, pueden tratarse mediante un desgaste controlado de la superficie afectada. La condición para este tratamiento es que la alteración cromática no sea demasiado profunda.

3.- Reconstrucciones plásticas: cuando el cambio de coloración irreversible coexiste con pérdidas de sustancia dentaria o afecta capas muy profundas del esmalte dental, se recurre al reemplazo mediante materiales de restauración plástica que devuelven la anatomía y el color perdidos.

4.- Carillas de cerámica y de resina: Si la variación irreversible de color está muy generalizada o es muy extensa, se recurre al reemplazo del tejido adamantino afectado mediante carillas. 

Operatoria dental

Las piezas dentarias afectadas por la caries pueden ser restauradas mediante técnicas que involucran materiales plásticos (empastes) o rígidos (carillas, incrustaciones) dependiendo de la ubicación y extensión de la lesión. En la actualidad, empleamos exclusivamente materiales estéticos cuya variedad permite reproducir con notable precisión el matiz de las piezas de cada paciente. Para las reconstrucciones plásticas, se utilizan las resinas compuestas. Las restauraciones rígidas se realizan en cerámica.

Los empastes se efectúan por lo general en una única sesión. La carilla o incrustación involucran un trabajo externo por parte del laboratorio de prótesis. Por este motivo, estas restauraciones suelen demandar un mínimo de dos sesiones en el gabinete.

Tanto las reconstrucciones plásticas como las rígidas incluyen un proceso de preparación de la superficie dentaria que facilitará su adhesión a los tejidos duros. Este paso reduce considerablemente el riesgo de filtraciones en los márgenes de unión del diente con el material restaurador.

Radiología

El examen radiográfico es un medio complementario de diagnóstico de empleo habitual en el gabinete odontológico. En muchas ocasiones, la imagen obtenida por este medio es determinante para identificar la patología a tratar. En otros casos, la radiografía permite analizar la extensión y alcances de una patología para orientar la terapéutica más adecuada.

En la actualidad, existen dos modalidades de obtención de la imagen radiográfica: analógica y digital. Esta última tiene una serie de ventajas que incluyen la reducción del tiempo de exposición a los rayos X (puede obtenerse imágenes con apenas el 10% de la radiación convencional), la obtención casi instantánea de la imagen en un monitor sin necesidad de revelado (menor contaminación del medio), la posibilidad de manipular las propiedades de esa imagen para mejorar la percepción de los detalles y el tamaño final de observación.

En nuestra clínica disponemos de radiografía digital. Es posible realizar exploraciones intra y extrabucales. Además de las imágenes individuales de cada pieza dentaria, también obtenemos imágenes panorámicas, telerradiografías, radiografías de articulación témporo-mandibular, etcétera.

Disfunción de la articulación temporo-mandibular

La mandíbula es un hueso móvil que permite efectuar las funciones de masticación, deglución y fonación. Puede ejecutar una gran variedad de desplazamientos gracias a las propiedades de la doble articulación que la vincula al macizo craneofacial (articulación témporo-mandibular). Los movimientos son guiados y controlados por una serie de músculos que la descienden, la elevan y la trasladan lateralmente.

Las articulaciones témporo-mandibulares son capaces de resistir ciertas tensiones y presiones. Cuando la intensidad de éstas supera la resistencia de las articulaciones, se producen cambios estructurales que impiden el normal funcionamiento articular. Se trata de cuadros de disfunción de diferente gravedad que suelen caracterizarse por la limitación de la apertura bucal, dolor que puede irradiarse desde la parte anterior del oído hacia el cráneo, el cuello, los hombros y los brazos. Este dolor puede ser continuo o intermitente y suele ser poco sensible al tratamiento con analgésicos convencionales.

En algunos casos, puede detectarse la presencia de ruidos en las articulaciones. En ocasiones, el volumen es muy marcado. Estos pueden estar asociados a la patología o no. Por esta razón, una vez controlado el cuadro principal, pueden persistir.

El tratamiento de la disfunción requiere un estudio minucioso del caso y la terapéutica se adaptará a las connotaciones particulares de cada paciente.
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo atm derecha boca abierta
ATM derecha boca abierta
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo atm derecha boca cerrada
ATM derecha boca cerrada
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo atm izquierda boca abierta
ATM izquierda boca abierta
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo atm izquierda boca cerrada
ATM izquierda boca cerrada

Esterilización

La presente proliferación de enfermedades infectocontagiosas requiere un control minucioso de la higiene y esterilidad del instrumental que se emplea en el tratamiento odontológico. 

En nuestra clínica dental efectuamos un protocolo rutinario que incluye:

1. Limpieza del instrumental empleado mediante productos detergentes, lo cual provee la remoción primaria de gérmenes patógenos y sustancias.

2. Desincrustación de partículas e hidrólisis bacteriana mediante cuba de ultrasonidos. Particularmente eficaz en la higiene de instrumentos huecos o con formas retentivas.

3. Inactivación química de las bacterias y los virus por inmersión del instrumental en una cuba con líquidos específicos como por ejemplo el glutaraldehído.

4. Esterilización a alta temperatura mediante el calor húmedo a presión provisto por un autoclave. El instrumental es embolsado previamente para mantener su esterilidad durante la jornada de atención.

5. Esterilización a alta temperatura mediante inmersión del instrumental en esferas de cuarzo precalentadas.

A través de estos procedimientos conseguimos una correcta desinfección y esterilización de todo nuestro instrumental quirúrgico y general frente a toda clase de gérmenes. De este modo, podemos garantizar a nuestros pacientes un tratamiento seguro, sin posibilidad de contagio de enfermedades tanto bucales como sistémicas.

Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo herramientas dentales

Odontología preventiva

Es el capítulo de la odontología dedicado a mantener la salud bucal de un paciente sano o que ha recobrado la integridad de sus tejidos dentarios dañados previamente. Dentro de las medidas preventivas más eficaces, podemos citar:

1. Topicaciones de flúor: este elemento de la familia de los halógenos ha demostrado un gran poder antibacteriano y una acción de promoción de la remineralización de los tejidos duros. También se ha citado una cierta propiedad reductora de la hipersensibilidad dentinaria. A diferencia de los enjuagues bucales de flúor, las topicaciones se realizan exclusivamente en el gabinete odontológico y consisten en un baño en forma de gel que provee una concentración elevada de flúor durante un tiempo limitado. La frecuencia de su realización depende de cada caso.

2. Selladores de fosas y fisuras: en aquellos surcos dentarios profundos de piezas recientemente erupcionadas, es posible reducir las probabilidades de formación de caries mediante la aplicación de resinas que sellan la abertura externa. Así se impide la compactación de alimento o la introducción de bacterias cariogénicas. La permanencia del sellador es variable y requiere un minucioso control posterior para detectar posibles filtraciones con el paso del tiempo.

3. Mantenedores de espacio: si se pierde una pieza dentaria temporaria antes de que la pieza definitiva esté preparada para reemplazarla, es posible la colocación de aparatos removibles o fijos que impidan el cierre del espacio para su posterior erupción. En algunos casos que se ha perdido una pequeña parte del espacio requerido para la erupción del diente definitivo, se puede agregar algún aditamento que permita la recuperación del sitio.

Ortodoncia y ortopedia cráneo-mandibular

Para poder efectuar correctamente las funciones de la masticación, deglución y fonación, las piezas dentarias deben estar correctamente alineadas en el llamado arco dentario. A su vez, los huesos maxilares (maxilar superior e inferior o mandíbula) tienen que ocupar una posición en el espacio tal que les permita articular esos arcos dentarios en una relación adecuada. Cuando no existe una buena conformación de los arcos dentarios o la disposición ósea no es apropiada, se produce un cuadro de maloclusión dentaria.

Cuando la maloclusión existe como consecuencia de una alteración del crecimiento y desarrollo de los huesos maxilares, es posible tratar el cuadro mediante Ortopedia cráneo-mandibular. Esta disciplina involucra un amplio espectro de técnicas correctivas que están orientadas a la normalización de la relación espacial de los maxilares. Para conseguir este objetivo, es de gran importancia el diagnóstico precoz de la anomalía. El resultado será óptimo si se procede durante el período de crecimiento del paciente. Por lo general, se utilizan aparatos que son removibles. Sin embargo, existen aparatos fijos que tienen acción ortopédica.

La reducción de las malposiciones dentarias en el arco se efectúa mediante técnicas de Ortodoncia. Esta fundamenta su acción en la posibilidad de desplazar las piezas dentarias mediante la aplicación de fuerzas controladas sobre cada una de ellas. En general, los aparatos empleados requieren una adhesión a los dientes y no pueden ser removidos por el paciente. No obstante, algunos aparatos empleados en ortodoncia son removibles.

La Ortopedia y la Ortodoncia intervienen de modo sinérgico y se complementan para conseguir una correcta alineación dentaria y una buena correlación entre ambos arcos.

En nuestra clínica se aplican tanto una como otra disciplina. En lo relativo a la Ortodoncia, realizamos correcciones en niños, adolescentes y adultos. Se puede optar por aparatos clásicos o estéticos de distintas clases. 
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo dientes
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo ortodoncia
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo tratamiento de ortodoncia

Revisiones periódicas

Una vez concluida la fase de tratamiento, es nuestra preocupación que se mantenga la salud bucal obtenida. Es indudable que el transcurso del tiempo, el funcionamiento del sistema estomatognático y las características propias de cada individuo determinarán un deterioro progresivo de todas las estructuras involucradas, incluida nuestra rehabilitación. Para conseguir la máxima duración del equilibrio bucal, se establece un régimen de controles periódicos cuya frecuencia dependerá de cada caso particular. Algunos pacientes requieren revisiones cada cuatro meses; otros, cada seis y otros, cada doce. De esta manera, será posible detectar pequeñas alteraciones antes de que se agraven y proceder a su restauración inmediata.
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo persona escribiendo

Dotación de aparatos

Nuestra clínica está equipada con maquinaria de alta complejidad para poder efectuar todos los tratamientos odontológicos con la mayor precisión y versatilidad posibles. Entre otros, podemos citar:

Aparato emisor de láser de diodos: esta máquina permite efectuar una gran variedad de tratamientos primarios y complementarios. Su longitud de onda lo convierte en una herramienta apta para el control de la hemorragia, la reducción del número de bacterias en el postoperatorio quirúrgico, periodontal o endodóntico. Con la potencia adecuada, se pueden realizar fibrotomías o inclusive sección de frenillos labiales, linguales o yugales. También es posible reducir la hiperestesia dentinaria, acelerar la cicatrización de úlceras o aftas bucales pequeñas y facilitar la reducción de cuadros inflamatorios de tejidos blandos como en el caso de algunos cuadros de disfunción de la articulación temporomandibular. Otra de las aplicaciones del láser es el blanqueamiento dentario.

Radiología digital: la toma de imágenes radiográficas se realiza mediante un captador que recoge la información empleando sólo el 10% de la radiación requerida para una radiografía convencional. La imagen obtenida se recoge en un monitor sin la necesidad de procesar una película, lo que evita el empleo de líquidos reveladores de alto grado de corrosividad. El tamaño y el aspecto de la imagen pueden ser manipulados para optimizar la observación de los tejidos radiografiados.

Ortopantomógrafo: la obtención de un diagnóstico preciso es de suma importancia. La radiografía panorámica nos provee de una información mucho más completa que varias radiografías de piezas individuales. También es indispensable para establecer un plan de tratamiento adecuado a cada caso. Con este aparato es posible obtener imágenes específicas de las articulaciones temporomandibulares, lo cual incrementa la precisión del diagnóstico de sus afecciones.

Telerradiografía: el estudio de los casos de ortodoncia no es posible si no complementamos el análisis clínico y radiológico mediante un estudio cefalométrico que se realiza sobre telerradiografías de frente y de perfil.

Cámara de foto y vídeo intraoral: permite al paciente visualizar en el momento su estado de salud bucal y tener una apreciación más directa del plan de tratamiento a seguir.

Lupas de magnificación: el reconocimiento de las lesiones y su posterior tratamiento es mucho más eficaz mediante el aumento del tamaño del objeto a estudiar. Además, estas lupas binoculares están dotadas de un haz luminoso que permite al operador iluminar la cavidad oral sin sombras que dificulten la observación del terreno a tratar.

Lámpara de blanqueamiento externo y polimerización: en la actualidad, casi todos los materiales dentales que se emplean en la restauración de las piezas dañadas requieren de una exposición a la luz visible para endurecer. Del mismo modo, algunos productos blanqueadores se activan por medio de un haz de luz concentrada. La fuente luminosa puede ser halógena o de diodos. En este caso, se ha optado por una lámpara halógena de alta potencia (3000 mW/cm2) provista de refrigeración adicional por agua. Esta permite endurecer los empastes en tan sólo 4 segundos de exposición y efectuar blanqueamientos tanto de arcos dentarios como de piezas aisladas en un tiempo considerablemente menor al de una lámpara convencional.

Instrumental rotatorio para endodoncias: el tratamiento endodóntico del siglo XXI se caracteriza por el empleo de instrumentos acoplados a un motor para efectuar la preparación de los canales dentarios de manera mecánica. Se utilizan velocidades muy reducidas. El aparato registra la resistencia del conducto al ser instrumentado y en el caso de superar el valor de torsión crítico, se detiene y hace girar al instrumento en sentido inverso para retirarlo sin inconvenientes. Las limas empleadas están fabricadas en materiales altamente flexibles para prevenir su fractura durante el acto operatorio.

Localizador de ápices: la anatomía del extremo de la raíz dentaria es bastante compleja como para ser interpretada exclusivamente mediante la observación de una radiografía. Para determinar la verdadera longitud del conducto dentario a tratar se emplea un detector que emite ondas de diferente frecuencia que se recogen electrónicamente. Es el complemento ideal de la imagen radiográfica convencional, ya que permite estimar con mucha mayor precisión la longitud de trabajo.
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo láser para tratamientos de abscesos
Láser para tratamientos de abscesos
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo láser para dolor de la ATM
Láser para dolor de la ATM
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo láser para biopsia
Láser para biopsia
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo láser para blanqueamiento
Láser para blanqueamiento
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo láser para hemostasia
Láser para hemostasia

Implantes dentales intraorales

En la actualidad, la reposición de piezas dentarias ausentes por agenesia o extracción tiene una alternativa mucho más atractiva que la prótesis convencional: el implante intraoral. Se trata de una pieza artificial, generalmente hecha de una aleación de titanio, que permite recrear la raíz de una o varias piezas dentarias ausentes. Sobre ellos se coloca un conector cuya forma y tamaño varían según la finalidad del anclaje concebido para cada caso.

La colocación de un implante dental requiere la existencia de un hueso de calidad y en cantidad suficiente para asegurar su integración a las estructuras óseas. Cuando el hueso es insuficiente, existen técnicas para conseguir su regeneración parcial o suplementarlo mediante injertos autólogos o materiales inductores de la formación ósea.

El implante dental es la elección ideal en la reposición unitaria de piezas faltantes porque preserva la integridad de los dientes adyacentes y por lo tanto, asegura su permanencia en la boca. También puede colocarse dos o más implantes para que sirvan de soporte para la colocación de un puente de tres o más piezas. Esto permite reponer un arco dentario de modo parcial o total, evitando recurrir a las tradicionales prótesis removibles. Si no es posible la colocación de múltiples implantes para sujetar una estructura fija, también puede recurrirse a ellos para el aumento de la retención de dentaduras tanto parciales como completas.

Nosotros trabajamos con implantes de la máxima calidad, respaldados con la garantía de las empresas suministradoras para obtener la máxima satisfacción en la resolución de cada caso.

La colocación de uno o varios implantes requiere un estudio de las características de la zona receptora. Para ello, el examen clínico se complementa con modelos, radiografías de diferente naturaleza, o con imágenes obtenidas por tomografía. El estado general del paciente también merece una atención especial. Por este motivo, se recurre a la evaluación de distintas variables como la tensión arterial, el análisis cuali y cuantitaivo de la sangre o la presencia de enfermedades sistémicas como la diabetes o la osteoporosis. Si las condiciones son las idóneas, se indica un protocolo medicamentoso para preparar previamente al paciente. Una vez concluida la intervención quirúrgica, se realiza un seguimiento del postoperatorio tanto inmediato como a lo largo del proceso de integración del implante.

Una vez transcurrido el tiempo suficiente para la integración del implante dental, se procede a su carga, es decir, la rehabilitación protésica escogida para cada caso.
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo implantes cargados
Implantes cargados
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo implantes recién colocados
Implantes recién colocados
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo implantes para pilares de puente recién colocados
Implantes para pilares de puente recién colocados
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo implantes para pilares de puente exteriorizados
Implantes para pilares de puente exteriorizados
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo implante inmediato a la extracción
Implante inmediato a la extracción

Odontología rehabilitadora

La pérdida de una o varias piezas dentales involucra un menoscabo de la anatomía, la función y la estética del sistema bucodentario. La prostodoncia se encarga de reponer las piezas perdidas para recuperar el equilibrio natural del sistema. Según su naturaleza, podemos clasificar convencionalmente los recursos prostodóncicos en:

1. Prótesis fija: es la reposición de una corona dentaria o de una o varias piezas faltantes mediante una estructura que se cementa o se atornilla. Estos recursos protésicos no pueden ser removidos por el paciente y requieren un mantenimiento higiénico minucioso tanto en casa como en el gabinete odontológico.

2. Prótesis parcial removible: se trata de aparatos que reponen varias piezas dentarias y que pueden retirarse de la boca para su limpieza. Por lo general van provistos de elementos de anclaje como los retenedores o los ataches, que se sujetan a uno o varios de los dientes remanentes.

3. Sobredentaduras: en el caso de que persistan algunas piezas dentales con alto grado de destrucción, si las estructuras de sostén son apropiadas, pueden emplearse como anclajes de un aparato removible que las cubre en su totalidad. El paciente puede retirar la parte removible para su limpieza, pero deberá higienizar los anclajes intrabucales en el sitio de su fijación.

4. Prótesis completa: Cuando se han perdido todas las piezas dentales, pueden reponerse mediante un aparato removible que se asienta sobre los rebordes gingivales remanentes. Existen técnicas para conseguir una retención aceptable por parte de los tejidos blandos intrabucales, pero estas maniobras dependen de la existencia de unos rebordes desdentados de cierta altura. Si la retención es escasa o nula, es posible recurrir a la colocación de algunos implantes distribuidos en sitios estratégicos y convertir esos aparatos en sobredentaduras ancladas sobre implantes.

Todas las variedades protésicas citadas pueden construirse sobre implantes en lugar de hacerlo sobre piezas dentarias naturales. Se estudiará cada caso en particular y se adecuará a cada paciente la solución de su problema.
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo dentadura 1
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo dentadura 2
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo dentadura 3
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo dentadura 4
Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo dentadura 5

Periodoncia

Otra de las patologías más frecuentes en la cavidad bucal es la enfermedad periodontal. Se trata de una serie de cuadros patológicos que afectan a los tejidos de soporte y sostén de las piezas dentarias. El signo clínico más notorio es el sangrado de las encías, que puede ocurrir en forma espontánea o mediante estimulación mecánica.

Por lo general, se trata de lesiones que cursan sin dolor, razón por la cual el paciente no adquiere conciencia de ellas hasta un grado bastante avanzado. No obstante, algunas variantes de las enfermedades periodontales son particularmente dolorosas y dificultan enormemente la ingesta de alimentos.

En todos los casos, la enfermedad periodontal incluye un deterioro progresivo de los tejidos de sostén. Esta destrucción es reversible en algunas situaciones, pero en otras no. El tratamiento periodontal clásico detenía el avance de la afección y limitaba el daño al nivel alcanzado por la enfermedad. En la actualidad, es posible la regeneración tisular mediante técnicas de distinta complejidad según las características propias de cada cuadro.

En todos los casos, el tratamiento tiene dos aspectos fundamentales: la atención en el gabinete dental y el mantenimiento efectuado por el paciente. Tratándose de una enfermedad crónica, es de suma importancia efectuar controles periódicos cuya frecuencia se determinará en función de las características particulares de cada caso.
Le esperamos en Zaragoza o Calatorao. Visítenos.