Tratamientos dentales en Zaragoza

Preguntas frecuentes

La Clínica Dental Dr. Guillermo Daniel Bugallo pone a disposición de sus clientes una breve relación de preguntas frecuentes y respuestas sobre tratamientos dentales.

Le esperamos en Zaragoza y Calatorao.

Periodoncia

¿Por qué me sangran las encías?

Las encías sanas no sangran espontáneamente. Tampoco lo hacen ante el contacto y la presión. Si se detecta sangrado, es un indicativo de la existencia de algún cuadro de enfermedades periodontales. Es necesario acudir a la clínica dental para realizar un correcto diagnóstico de la situación e instaurar el tratamiento más adecuado.

¿Las limpiezas desgastan los dientes?

No. El instrumental empleado para realizarlas es menos duro que el esmalte dentario. Por esta misma razón, hay que cambiarlo con relativa frecuencia.

¿Por qué los dientes quedan más sensibles luego de una limpieza?

Este fenómeno ocurre cuando las encías se han retraído y quedan descubiertas las raíces dentarias que carecen de esmalte. Al retirar la capa de cálculo dental (sarro) acumulada durante mucho tiempo, la raíz percibe más los cambios de temperatura y acidez del medio bucal. Se puede prevenir, tratar y mantener una sensibilidad normal con diferentes productos.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable efectuar una limpieza?

Por lo general, se acepta que es recomendable realizarla una vez por año. No obstante, hay pacientes que requieren un mantenimiento más asiduo, cada tres o seis meses. El profesional determinará cuál es la frecuencia más adecuada para cada paciente.

¿En qué consiste un Tratamiento Periodontal?

Cuando la acumulación de bacterias y cálculo dental avanza en profundidad, no es suficiente efectuar una limpieza bucal. Hay que tratar la boca con instrumentos manuales previa anestesia para retirar la totalidad de la contaminación existente bajo el nivel de las encías. Según el grado de afección, puede requerirse una o varias sesiones. El tratamiento puede complementarse con la administración oral de antibióticos y la aplicación local de antisépticos.

¿Cuántas veces tendré que hacer un tratamiento periodontal?

El tratamiento periodontal restablece la salud de los tejidos de sostén y el paciente debe ser capaz de mantenerlos sanos. En esas condiciones, sólo será necesario realizarlo una vez. Luego, debe ser suficiente una limpieza periódica con la frecuencia que el odontólogo indique para evitar un nuevo cuadro periodontal que lo requiera.

Endodoncia

¿Por qué es necesario hacer una endodoncia?

Cuando la contaminación de los tejidos duros dentarios llega hasta la pulpa dental (popularmente conocida como nervio) se desencadenan procesos que suelen desembocar en la claudicación de las defensas orgánicas. Muchas veces, esto ocasiona dolor de gran intensidad. Otras veces, la enfermedad pulpar transcurre sin dolor. En cualquier caso, el único modo de desalojar la infección del tejido pulpar es mediante su extirpación y tratamiento de las paredes internas de las raíces dentarias.

¿En qué consiste un tratamiento endodóntico?

Es la extirpación del tejido pulpar de las piezas afectadas, la limpieza y desinfección de los canales o conductos radiculares, la rectificación de las paredes internas de dichos conductos y la posterior obturación con diferentes materiales para asegurar el máximo sellado posible y prevenir una nueva infección.

Si me han retirado la pulpa dental ¿Por qué me duele?

El dolor durante el período postoperatorio es bastante frecuente. Existen varios motivos para que ello ocurra. En todo caso, se trata de una situación propia de una intervención quirúrgica en toda regla. Se administrará una serie de medicamentos de diferente naturaleza según la intensidad del dolor. Si luego de un tiempo excesivo persisten las molestias, será necesario reevaluar la situación.

¿Se puede hacer un tratamiento endodóntico sin haber tomado medicación previa?

Por lo general, se acepta que la medicación preoperatoria está indicada sólo en algunas situaciones concretas. No obstante, el profesional evaluará cada caso en particular y decidirá si es necesaria o no.

¿Se puede hacer endodoncia en todas las piezas dentarias afectadas?

No. Aunque la mejor opción es la conservación de las piezas dentarias naturales, a veces no es posible realizar este procedimiento. El profesional evaluará cada caso para decidir el destino de la pieza afectada.

¿Es más débil un diente con tratamiento endodóntico?

En general, se acepta que la resistencia a la masticación no presenta variaciones significativas. Si el deterioro previo de la pieza dentaria supera su capacidad de absorción de las fuerzas masticatorias, ésta claudicará antes o después de la endodoncia.

¿Se puede reinfectar una pieza tratada endodónticamente?

Sí. Cuando el sellado en alguno de los extremos del conducto no es el adecuado, las bacterias pueden proliferar de nuevo en su interior.

¿Se puede volver a tratar una pieza reinfectada?

Sí, siempre y cuando la extensión de la reinfección lo permita.

¿Cuándo no es posible el retratamiento endodóntico ¿hay que extraer la pieza dentaria?

Siempre y cuando se pueda garantizar el sellado del conducto dentario, existe la posibilidad de extraer sólo el extremo de la raíz dentaria (apicotomía o apicectomía). El profesional evaluará la posibilidad de efectuar esta maniobra para conservar la pieza dentaria.

Ortodoncia

¿A qué edad conviene realizar un tratamiento de ortodoncia?

Depende de la anomalía que presente el paciente. Existen discrepancias óseas u osteodentarias que se detectan tempranamente y que requieren una intervención profesional durante la primera etapa del desarrollo (entre los seis y los diez años). Por este motivo, es recomendable realizar un control semestral del estado bucal de los niños en período de recambio dentario.

¿Qué diferencia existe entre Ortodoncia y ortopedia?

A pesar de que es muy difícil ejecutar una sin que intervenga la otra, se puede especificar que la ortopedia se refiere al tratamiento clínico de las discrepancias óseas del macizo craneofacial durante el período de crecimiento del paciente. La ortodoncia, en cambio, se centra en la acomodación de los dientes en la posición más correcta dentro de huesos maxilares bien desarrollados. Esta última puede realizarse bien durante el período de crecimiento o más adelante, en la etapa adulta. Si el paciente aún está en edad de crecimiento, pueden realizarse pequeños cambios ortopédicos durante el tratamiento de ortodoncia. En el adulto, esto ya no es posible.

¿Cuál es la duración del tratamiento?

La duración está en relación a la gravedad de la anomalía del paciente. Por lo general, se estima que un caso de ortopedia puede resolverse entre 12 y 18 meses. Un tratamiento de ortodoncia puede durar entre 12 y 36 meses.

A estas cifras hay que agregar la duración de la fase de contención o estabilización, que estará en función del tratamiento activo.

¿Qué clase de aparatos se emplean?

Se puede emplear aparatos removibles o fijos. En ortopedia predominan los aparatos removibles, aunque existen dispositivos ortopédicos fijos. En ortodoncia predominan los aparatos fijos, pero también es posible efectuar maniobras ortodóncicas con aparatos removibles.

¿Duele la colocación y la activación de los aparatos?

Existen molestias derivadas de alterar el estado de equilibrio de los dientes, tanto al comienzo como al efectuar una activación. En general, son fácilmente tolerables. En muy contados casos es necesario administrar un analgésico suave para neutralizar los efectos de dichas maniobras.

¿Cuánto tiempo deberé llevar la contención?

Está en relación con la gravedad del caso y la magnitud de los desplazamientos dentarios que se han realizado. Es muy variable. Se adecuará a cada situación.

¿Puedo hacer el tratamiento de ortodoncia sólo por las noches?

En principio, no es posible hacerlo así, porque el tiempo de aplicación de las fuerzas ortodóncicas tiene que ser superior al de reposo, para evitar que las piezas dentarias regresen al sitio original. Cuando se emplean aparatos fijos, éstos no pueden desmontarse durante el día. Si se utilizan aparatos removibles, deberán utilizarse un mínimo de catorce horas diarias.

Blanqueamiento

¿Por qué se me tiñen los dientes si no fumo y no bebo café?

El cambio de la coloración dentaria ocurre por dos fenómenos: la tinción externa y la tinción interna. En el primer caso, el oscurecimiento de los dientes está relacionado con la ingesta de alimentos o bebidas de colores fuertes, como el café o el vino tinto. Esta tinción se contrarresta con el cepillado inmediatamente después de la comida y con una limpieza bucal periódica.

La tinción interna ocurre como consecuencia del depósito de pigmentos que la sangre transporta al interior de las piezas dentarias. Este fenómeno es progresivo y está relacionado con la naturaleza de los alimentos ingeridos. Para contrarrestarlo, hay que hacer un blanqueamiento dental.

¿Cómo se hace el blanqueamiento?

Básicamente se efectúa por medio de sustancias activadas químicamente o por medios lumínicos de diferente longitud de onda. Puede hacerse en el gabinete odontológico en una o varias sesiones, según las necesidades del caso o puede hacerse de modo ambulatorio.

¿Es mejor el blanqueamiento por láser?

El láser es un haz coherente de luz de diferentes longitudes de onda. Su misión es la de incrementar la activación del gel blanqueador. El efecto es análogo al de la aplicación de luz halógena. La condición para que esto se cumpla es que el gel blanqueador debe ser sensible a una u otra fuente luminosa.

¿El blanqueamiento daña la superficie del esmalte?

En la actualidad, las sustancias empleadas no alteran el esmalte dentario porque no generan una descalcificación como el antiguo método.

¿Todos los dientes oscuros pueden ser blanqueados?

No todos los cambios de coloración se originan en el depósito de pigmentos. Si existe una alteración estructural del esmalte como en el caso de la fluorosis o de las manchas por tetraciclinas, estos defectos no pueden ser corregidos con el blanqueamiento.

¿Se puede blanquear un diente desvitalizado?

Sí. En el caso concreto de un oscurecimiento posterior a un tratamiento de endodoncia, puede revertirse el proceso mediante una técnica de blanqueamiento interno.

Embarazo y lactancia

¿Puedo acudir al odontólogo durante el embarazo?

Sí. Si no existe ninguna patología bucal, es recomendable realizar una higiene oral para reducir el sangrado gingival. También es aconsejable hacer una topicación de flúor para prevenir las enfermedades orales más frecuentes.

¿Me pueden realizar una extracción dentaria o un tratamiento endodóntico durante el embarazo?

Si no existen contraindicaciones médicas y no puede esperarse al fin del embarazo, sí.

¿Puedo hacerme una radiografía dental durante el embarazo?

Si es absolutamente imprescindible su realización, las consultas están equipadas con delantales plomados que protegerán al embrión o al feto durante su desarrollo intrauterino. Si puede diferirse la toma radiográfica, se optará por esta alternativa.

¿Qué procedimientos odontológicos no pueden efectuarse durante el embarazo?

En general, se acepta que es posible realizar cualquier acto operatorio odontológico, siempre y cuando esté plenamente justificado y no pueda diferirse hasta el término del embarazo.

Disfunción de la articulación temporo-mandibular

¿Cómo sabemos si tenemos un cuadro de disfunción?

Cuando existe limitación de la apertura de la boca y de los movimientos mandibulares, muchas veces acompañados de dolor localizado delante de los oídos y que muchas veces se irradia hacia otras partes del cráneo. En general, estos cuadros son poco sensibles a los analgésicos convencionales

¿Pueden curarse espontáneamente?

Las anomalías leves pueden ceder con relativa facilidad, pero es recomendable que ante el menor síntoma disfuncional se consulte con el profesional del área para determinar el alcance de la patología.

¿En qué consiste el tratamiento?

Depende de la gravedad del caso. En algunas ocasiones, éste será solo medicamentoso; en otras, se combinarán los fármacos con algunas medidas terapéuticas físicas como la aplicación localizada de calor húmedo o la ingesta de una dieta blanda. Cuando el caso reviste un grado de compromiso más importante, a las indicaciones anteriores se agregará el uso de un dispositivo intraoral de confección individualizada (férula) que debe controlarse con relativa frecuencia para adaptarlo a la evolución del cuadro.

¿Debo usar la férula todo el día?

En principio, hay que concebir la férula como el equivalente de una escayola empleada para inmovilizar un hueso fracturado. Si el caso es muy complejo, al principio puede recomendarse un uso continuo. A medida que avanza la restitución de la salud articular, puede reducirse el tiempo de empleo.

¿Deberé usar la férula de modo permanente?

Siguiendo con la analogía de la escayola, conforme se reduzcan los síntomas que desencadenaron el cuadro de disfunción, puede abandonarse el uso de la férula. Es muy habitual la producción de cuadros de recaída. En esos momentos, se vuelve a colocar la férula previo control de su adaptación a las nuevas circunstancias.

¿Por qué hay que ajustar la férula?

La dureza de los dientes es mayor que el de la férula. Su uso deriva en cambios de los contactos dentarios que hay que controlar para que siga siendo eficaz.

Cirugía

¿Por qué hay que extraer una pieza dentaria?

Existen varias razones, pero en general se acepta que la extracción está indicada cuando no es posible la conservación de la pieza en la boca o cuando su presencia impide la rehabilitación de los arcos dentarios, tanto por medio de una corrección ortodóncica como a través de la colocación de una prótesis más o menos compleja.

¿Me va a doler cuando me hagan una extracción?

El dolor durante el acto quirúrgico se controla mediante la aplicación de anestesia por infiltración. La dosis variará según cada caso. Una vez que el efecto de la anestesia se disipe, puede haber dolor como consecuencia de la manipulación de los tejidos bucales. Éste será controlado mediante la prescripción de distintos medicamentos adecuados a cada paciente.

¿Es normal que se me inflame la cara?

La extracción de una pieza dentaria involucra un traumatismo ante el cual el organismo responde mediante una inflamación. Ésta puede ser controlada mediante fármacos específicos que el profesional prescribirá oportunamente.

¿Por qué es más complicada la extracción de una muela del juicio?

El tercer molar o muela del juicio erupciona a una edad en la que el resto de las piezas dentarias ocupan su lugar en el arco dentario. Por lo general, el espacio residual es insuficiente para la correcta colocación de la muela del juicio. En estas condiciones, esta pieza puede quedar retenida en diferentes ubicaciones de complejidad creciente. En nuestras clínicas, la extracción de una muela del juicio es objeto de un protocolo preoperatorio más elaborado y se extreman los cuidados postoperatorios. En todos los casos, existe un seguimiento más estrecho del paciente y una minuciosa administración de medicamentos para asegurar el mayor bienestar posible.

¿Tendré que estar de baja si me extraen la muela del juicio?

No es necesario. Todos nuestros pacientes pueden continuar con sus quehaceres con toda naturalidad al día siguiente. Sólo experimentan una ligera incomodidad propia de las maniobras efectuadas.

¿Por qué no puedo abrir bien la boca al día siguiente de extraer una muela del juicio?

En el caso de extracciones inferiores, se trata de un mecanismo de defensa del organismo. La muela del juicio se sitúa en el sitio de inserción de tres grupos musculares poderosos (los elevadores de la mandíbula, la lengua y el paladar blando). Para evitar que la acción muscular afecte la correcta cicatrización, el cuerpo inhibe esos grupos y no permite que la boca se abra más allá de unos veinte milímetros. No es recomendable forzar la apertura y para facilitar el reposo muscular, se aconseja la ingesta de alimentos blandos o líquidos.

¿Tendré hemorragia después de una extracción dentaria?

La pérdida de sangre con posterioridad a una extracción será mínima y nunca descontrolada como en una hemorragia. Para ello, se realiza un estudio preoperatorio de cada paciente con el objeto de detectar situaciones que alteren la normal coagulación de la sangre. En cada caso, se aplicarán medidas tendientes a garantizar la formación y estabilización de un coágulo en el sitio de la extracción. No obstante, siempre se observa una ligera pérdida de sangre que suele remitir al segundo o tercer día, dependiendo de la extensión del acto operatorio.

¿Los puntos de sutura se me caerán solos?

En general, se procura emplear sutura no reabsorbible, que debe ser retirada una vez transcurrido el período de su utilidad. En casos específicos en los que el paciente no puede regresar a la consulta para su remoción, se emplea sutura reabsorbible que no es menester retirar.

¿Por qué debo morder una gasa después de una extracción?

Aunque no se emplea en todos los casos, a veces se hace imprescindible una compresión sostenida durante unos momentos. Las razones son variadas. La principal es asegurar la cohibición de la hemorragia, cuando la sutura por sí sola no es capaz de hacerlo. Otras veces, como cuando se obtura el hueco dejado por la pieza extraída, se busca contrarrestar el efecto de la presión sanguínea para que el coágulo resultante no sea demasiado grande y se facilite la cicatrización.

Implantes dentales

¿En qué consiste la colocación de un implante dental?

Cuando faltan piezas dentarias, estas pueden reemplazarse mediante la colocación de un implante. Se trata de un cono o cilindro fabricado en Titanio que hará las veces de raíz dentaria. Sobre él pueden anclarse diferentes aditamentos que permitirán la elaboración de una prótesis dental adecuada a cada caso.

¿Puede haber rechazo a los implantes dentales?

El Titanio es un metal desprovisto de materia orgánica capaz de desencadenar una reacción inmunitaria como la que tiene lugar en el caso del transplante de órganos de un paciente a otro. Habitualmente, estimula al tejido óseo para formar una matriz que lo sujetará con gran firmeza (osteointegración). No obstante, a veces no se produce la osteointegración. En estos casos, el implante no genera ninguna molestia, pero hay que retirarlo porque está suelto. La colocación de un nuevo implante suele tener buen resultado.

¿Se puede colocar implantes dentales en todos los casos?

No. Existen varios factores que condicionan esta decisión. El estado general de salud y la edad del paciente pueden desaconsejar este procedimiento. El profesional evaluará cada caso para recomendar la solución que mejor se adapte a cada paciente.

¿Los implantes dentales duran para siempre?

La duración de los implantes varía en cada caso particular. Existen numerosos factores que pueden hacer fracasar un implante dental perfectamente integrado, pero en general, se acepta que se consigue una mayor duración si se observan minuciosamente los cuidados recomendados por el odontólogo. Es recomendable que un paciente portador de implantes efectúe revisiones más frecuentes para detectar posibles fallos tempranamente y se puedan corregir con mayor facilidad.

¿Me pondrán los dientes en el mismo momento de colocar los implantes?

En la actualidad, es posible hacerlo así. Sin embargo, hay muchos factores que deben ser tenidos en cuenta para realizar este procedimiento. Es muy importante recordar que el organismo requiere un tiempo mínimo para la cicatrización y para adaptarse a la nueva situación. El profesional orientará al paciente si es posible seguir ese protocolo en su caso.

¿Todas las prótesis sobre implantes son fijas?

No. La prótesis que se anclará sobre el implante puede ser fija o removible. Una vez más, es necesario evaluar cada caso en particular para decidir cuál es la más adecuada.

Tratamiento dental